La luz de una vela lleva en sí todas las fuerzas del Universo, tanto que siempre cumple la misión de agregar luz y fuerza a cualquier situación. Una vela sirve como punto de anclaje, que tanto podrá ser de espíritus de luz como de oscuridad.

¡El alma busca la luz de las velas! TODAS las almas, tanto aquellas que son puras o están en un nivel superior de evolución, como aquellas que son del bajo astral, o los espíritus errantes que aún no han encontrado la luz por alguna razón.

Visita también: rituales de amor magia negra

¿Qué son los espíritus errantes?

Son aquellas personas que murieron sin desear ir al plano superior o estar preparadas para la muerte y la natural desvinculación con el mundo físico o material. También puede suceder que en el momento de la muerte la persona sienta que aún tiene mucho que realizar por sí misma o por aquellos que se quedan.

Otra causa menos noble sería el deseo de venganza, odio o incapacidad de perdonar ciertos tipos de agresiones sufridas en vida, como una violación seguida de muerte, un asalto seguido de muerte o separación de quien ama.

Novias (los) apasionados, esposos, hermanos, etc.

Personas con enfermedades terminales.

Torturado.

Quien compró un inmueble con mucho sacrificio y después no disfrutó, o porque tuvo que venderlo o porque murió enseguida.

Los padres que mueren y se sienten responsables de cuidar a los hijos que quedan desamparados o con personas indeseables.

Esclavos o personas explotadas.

Pecadores que nunca hicieron “mea culpa”.

Las presencias de tales espíritus no significa SIEMPRE que son agresores, malvados o destructivos, sino que pueden ser PERTURBADORES, cuando interfieren con manifestaciones de su presencia.

Algunas señales de que hay espíritus del bajo astral interfiriendo en la energía de su casa pueden ser bastante sutiles, como por ejemplo, viento frío en determinado lugar o punto, humedad, olor a quemado, olor a algo podrido, entre otros. Estas señales surgen de repente y de la misma forma desaparecen, sin que exista una causa física para ello.

Una confirmación es que surgen casi siempre en el mismo lugar, como por ejemplo cerca de la silla donde el difunto se sentaba o lugar donde permanecía más tiempo mientras vivía.

Las consecuencias en los vivos: Bajo rendimiento, depresión y tristeza sin razón aparente, sueño excesivo, falta de perspicacia, acomodación, aislamiento, peleas o discusiones por banalidades, ENTRE OTROS.

En cuanto a los espíritus con manifestaciones físicas, ya es un caso que exige ayuda de profesionales, pues interfieren directamente en el orden de la casa y comportamiento de aquellos a quienes se manifiesta. Son situaciones bastante raras, pero todos ya escuchamos historias de personas que escuchan gemidos, pasos, llanto, gritos, carcajadas y hasta han visto o fotografiado tales manifestaciones fantasmagóricas. En ciertos casos pueden incluso agredir de forma física a las personas que viven en la casa.

Recuerde: Los espíritus de “bajo astral” o “errantes” no serán todos MAUS (en el sentido que entendemos), tanto que algunas religiones se utilizan justamente de esta conexión para acceder al mundo espiritual y buscar respuestas a sus inquietudes o para pedir favores , siempre a cambio de algo, que generalmente es lo que este tipo de espíritu necesita, que puede ser cachaça, animales muertos, flores o velas, que serán encendidas en el suelo, en encruciadas. No entiendo mucho de estos tipos de rituales, sino el hecho de colocar la ofrenda en un lugar que el espíritu no sabe qué dirección seguir y que la vela ilumina el bajo astral por estar en el suelo, lo mantendrá cautivo y disponible para futuras consultas.

En estos casos tales espíritus utilizan el cuerpo = energía de un “canal” vivo, que siempre saldrá de una sesión de estas muy cansado y somnoliento. Muchas veces la persona que incorpora el espíritu de bajo astral siente una especie de torpor, como después de una descarga eléctrica. El que se utiliza de este tipo de canal espiritual corre el riesgo de perjudicar su propia aura, pues entra en una sintonía inferior, tanto que se nota perfectamente la diferencia en una fotografía kirlian, entre aquellos que se conectan con el astral inferior, y quien se conecta con astral superior.

Cuidados a tomar antes de encender una vela:

Los espíritus del astral SUPERIOR, están arriba, los del INFERIOR, abajo.

Antes de encender una vela plasme su deseo, haga su voluntad, dígale a qué intención debe obedecer.

Las velas para los astral superior, deberán ser encendidas a MÁS de 60 cm del piso, para evitar un anclaje equivocado. Recuerde que incluso en el mundo de los espíritus existen ciertas reglas, así que envíe la señal adecuada.

Nunca encienda velas para el alma de muertos dentro de casa. Recuerde que el vínculo entre personas de energía similar o lazos de sangre y afecto son muy fuertes, que se resisten al tiempo y el espacio. Sin embargo, no siempre el espíritu de aquel que está en el mundo de los espíritus entiende muy bien que ya no forma parte del mundo físico y que sus manifestaciones pueden ser perturbadoras e incluso negativas para la energía de los vivos.