El clavo y la vela

Este hechizo te ayudara a conectar directamente con la persona que amas, se trata de acercarte y facilitar el enamoramiento como proceso de pareja, de esta manera el encantamiento despertará el interés y el amor de la otra persona hacia ti.

Para realizar este trabajo de magia es necesario conseguir algún objeto que le pertenezca a la persona amada y que éste se puede atravesar con un clavo, si no fuera posible obtener este elemento bastará con utilizar algo que haya tenido en su mano durante al menos 5 minutos.

Se le podría pedir por ejemplo que te ayude a llevar una bolsa con la compra y luego utilizar el asa que es el lugar que habrá estado en contacto con su mano o que sostenga en sus manos una hoja de papel.

Objetos necesarios:

*Un clavo nuevo,  lo más largo que se puede encontrar, deberá ser normal, preferiblemente de cabeza chata.
*Una vela roja un aceite de esencia o agua de rosas
*Un objeto perteneciente a la persona que se quiere enamorar
*Un paño blanco nuevo de 150 por 50 cm
*Una caja de cerillas

El ritual deberá realizarse al aire libre, de noche, en un lugar amplio, que esté iluminado por la luna, donde se tenga la seguridad de no ser molestados, y donde no ingresen corrientes de aire que apaguen el fuego.

Para el ritual se debe untar la vela con aceite, esencia o agua de rosas, comenzando por la base, extendiendo la esencia hacia arriba al tiempo que se visualiza la unión con aquella persona especial.

Después debes clavar el objeto perteneciente esa persona en un costado de la vela exclamando “que (el nombre de él/ella) suspire por mí como suspiro yo por él (ella), que así como éste clavo, este objeto, a la vela; mi vida y la suya queden clavados por siempre”.

Encender la vela con el objeto clavado y cogiéndola con la mano izquierda dar siete vueltas lentamente visualizando que el deseo se cumple.

Apaga la vela sin desclavar el objeto, luego envuelve la vela en un paño blanco y guarda el paquete en un lugar de la casa donde nadie lo toque. Cada viernes se podrá encender nuevamente la vela y dar siente vueltas recitando la misma frase; imaginando una situación en la que se haya logrado la unión con la persona amada, de esta manera se conseguirá reforzar el efecto del ritual.